Isla de Pascua – Parte I

Atardecer_ahu_tahai
El hecho de que la isla de Rapa Nui sea la más remota del planeta, la más alejada de cualquier continente a más de 3500 Km de la costa chilena (5 horas de vuelo) es en sí mismo uno de los principales atractivos del lugar que lo envuelven dentro de un aura de misterio y aventura única. Para que os hagáis una idea, ni el Street View de Google se ha atrevido a llevar su coche. Si probáis a buscarlo veréis fotos de la isla, a lo sumo alguna de 360º o de los viajeros y su callejero. Pero si Google no llega allí, imaginaos la gente.

El caso es que mi mujer y yo lo hicimos y aún hoy no nos lo creemos. Fueron muchas las aventuras y anécdotas las que pudimos vivir en nuestro periplo por la isla. Un periplo lleno de historia y  leyenda a partes iguales, barro y caballos (casi más que habitantes) bailes ancestrales y moais…muchos moais. Pero sobretodo fue una experiencia vital. Y no hay nada más enriquecedor cuando viajas que sentir que aquello que haces, aquello que conoces y vives de primera mano te completa un pedacito más como persona.

Salto_Tongariki

Pero dejando de lado por ahora la parte más trascendental del viaje, os voy a contar una divertida anécdota que nos sucedió.

Resulta que conocimos a una pareja chilena muy simpática en el camping en el que nos alojábamos. Y tras una agradable charla, les debimos caer simpáticos porque nos quisieron contar un secreto. Al parecer, en la isla hay un sitio donde se puede comprar artesanía 100% pascuense y, lo mejor de todo, mucho más barata que la que se vende en cualquier otro sitio de la isla. Donde incluso todavía funciona el trueque. Nos contaban también que muchos de los sitios habituales de artesanía se abastecían de este otro sitio misterioso.

Animados por sus indicaciones, nos dirigimos hacia el destino. Al parecer se encontraba en el antiguo Centro Penitenciario de la Isla, en un lugar bastante escondido y hasta descuidado, con maleza, lo que hacía aún más difícil localizarlo. Pasamos de largo el sitio varias veces hasta que encontramos un cartel que rezaba Complejo Penitenciario de Isla de Pascua. Y mucho más chiquitín y abajo del todo, casi tapado por la hierba, ponía Taller Artesanal.

Gendarmeria_de_Chile1

Pues debe ser aquí, pensamos. Así que seguimos el caminito desde donde estaba el cartel hasta lo que parecía el edificio que nos habían indicado. Había que atravesar un desvencijado torno y al final del todo encontramos un muro con alambre de espino en su parte alta. Tenía que ser allí.

Gendarmería_de_Chile3

Nos acercamos hasta la puerta de entrada que tenía un cartel, con algo similar a un horario de atención al público. No recuerdo en qué franja estaba abierto pero me llamó la atención ver que aparecían dos horarios distintos, uno de visitas de familiares y otro de artesanía. El primero de ellos, pensé, debía ser el antiguo horario del régimen de visitas a la cárcel y aún lo conservaban.

Llamamos por dos veces al timbre. No parecía que hubiera nadie. Pero tras esperar un par de minutos nos abrió una mujer, disfrazada de funcionaria de prisiones con cara de pocos amigos. En lugar de quedarme callado le dije a la señora qué conseguido, refiriéndome a su atuendo, a lo que obtuve silencio por respuesta. Aún me animé a volver a dirigirle la palabra y le pregunté a la señora por lo de la artesanía y me indicó que la siguiera.

Nos acompañó, apenas unos metros superada la puerta, a un pequeño espacio, donde efectivamente habían muchas piezas de distinto tipo y tamaño, muy bonitas. Éramos los únicos turistas pero no estábamos solos. Pronto nos percatamos que teníamos compañía, otro señor con atuendo de funcionario de prisiones y los artistas de cada una de las piezas.

Como era previsible comenzó el regateo, algo a lo que nunca nos hemos terminado de acostumbrar pero que al parecer hay que hacer porque los precios de partida están bastante inflados. El caso es que durante ese tiempo en el que tuvimos que entablar relación con los diferentes artesanos me empecé a percatar que éstos eran algo peculiares y rudos. Y ya no lo digo porque les faltara algún que otro diente o sus formas de vestir fueran algo descuidadas. Lo comento porque hacían bromas entre ellos y se reían de forma algo exagerada, mientras que el señor disfrazado de funcionario les invitaba a que se calmaran. Mi instinto, algo aletargado, aún no alcanzaba a ver lo que estaba sucediendo realmente por más evidente que fuera. Ya tenía bastante con tratar de conseguir el mejor precio de una figurita que nos gustó mucho.

Por fin, cerramos un precio. Le pagamos al artesano y cuando de pronto veo que el dinero que le acabábamos de dar se lo da al funcionario me dije ¿qué clase de trapicheo es este?.

Nos despedimos de todos, nos dedicaron unas últimas carcajadas estruendosas, salvo el funcionario que muy correctamente nos acompañó a la puerta y nos despidió de forma educada, y cuando traspasamos la puerta y estuvimos de nuevo en el exterior, por fin le dije a mi mujer:

Pilar, ¿puede ser que fuera una cárcel de verdad?.

Ella se rió aún más que los “artesanos” y me dijo ¿ahora te das cuenta?. Los artesanos son reclusos. ¡Ay madre que despistado!

Yo le dije ¿entonces los funcionarios son reales también, no es parte de un teatrillo?. Me quedé con cara de bobo y no pude mas que reirme con Pilar. Durante todo el día lo estuve haciendo, dándole vueltas a cómo pude no caer en la cuenta de algo tan evidente. Sin lugar a dudas es una anécdota que recordaremos siempre con una sonrisa.

Y en cualquier caso, lo que sí es cierto es que tienen precios muy buenos, los mejores de la isla. Lo pudimos comprobar de primera mano durante nuestra visita a la isla. Y este fue el “amigo” que nos trajimos de la cárcel de Rapa Nui. ¿Qué os parece?.

IMG_0751

IMG_0754

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s